Oleato de escaramujo

Oleato de escaramujo

La rosa silvestre (Rosa Canina), también conocida como Escaramujo, es un arbusto perenne de hasta dos metros de altura que se puede encontrar en los bosques próximos a los caminos.

En general, la planta es muy rica en taninos, en ocasiones se encuentran más del 3% de estas sustancias.

También contiene ácido gálico, flavonoides, sustancias gálicas, cantidades muy pequeñas de esencia, vitamina A y carotenoides. Sus frutos tienen propiedades tónicas y un alto contenido en vitamina C.

Sus propiedades cosméticas son diversas, la infusión de pétalos de rosa es un gran astringente y tónico para la piel que se utiliza para quienes tienen piel grasa. La presencia de taninos en esta flor ayuda a cerrar los poros y tensar la piel. Es un buen remedio para el acné adolescente.

Los flavonoides contenidos en los escaramujos determinan un efecto protector capilar. Las flores generalmente tienen un efecto ligeramente tónico. Por lo general, la rosa silvestre está indicada para la fragilidad capilar, edemas, varices, obesidad, cistitis y heridas.

Puedes ver las propiedades completas del escaramujo en este articulo.

Recolección y conservación: Las hojas deben recolectarse hasta bien entrada la primavera.

Los pétalos deben secarse en una toalla al aire libre antes de abrir la flor y almacenarse en recipientes herméticos y en un lugar seco.

Los escaramujos se cosechan en otoño cuando están completamente maduros.

✅ Preparación del oleato de escaramujo

En este método de elaboración de oleato de escaramujo, lo primero y después de recolectar las bayas en otoño, las pongo a secar extendidas sobre una superficie que disponga de ranuras de aireación, que tengan suficiente ventilación y a la sombra, para que la baya se seque y pierda el agua que contiene.

Dependiendo del clima de la zona donde hagamos el secado tardara mas o menos tiempo, a mi me suele tardar sobre un mes en quedar totalmente secas.

Una vez secas, las vamos a partir en trozos y quitamos lo máximo posible las semillas y de unos pelos urticantes que llevan en el interior, ten cuidado con los pelillos que se vuelan con facilidad, puedes usar una mascarilla mientras realizas este proceso y vamos a incorporar los frutos en un recipiente de vidrio hermético.

Añadimos el aceite de oliva en una proporción de 150grs por litro de aceite.

Lo guardamos en un lugar fresco y sin luz, la duración de este proceso puede durar entre tres y cuatro meses, lo iremos moviendo un poco a diario o cuando podamos.

Una vez que ha finalizado el tiempo de maceración, vamos a filtrarlo, yo para ello uso un colador de tela fina y en mi caso uso varios filtros de cafeteras, el filtro de papel es importante obtener un buen filtrado.

El envasado de nuestro oleado debe ser en un tarro de cristal con tapa hermética y procuraremos que sea de la capacidad aproximada al aceite que hemos obtenido para evitar almacenar el menor aire posible.

Siempre te recomiendo que lo etiquetes y almacenarlo en lugar fresco y a la sombra.

Aquí os dejo otro oleato que hago con escaramujos secos pero esta vez con aceite de almendras.

Ver la otra receta.

Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre la autora

Emma “León” es la creadora de el blog naturalmente y autora de la mayoría de los contenidos del mismo. Soy amante de la naturaleza y en concreto de las plantas y me encanta todo lo que tiene que ver con la alquimia de las plantas. Me dedico al diseño de webs de todo tipo y mientras haya wifi puedo trabajar desde cualquier lugar y disfrutar de las vistas. Para contactar conmigo deja un comentario o visita la sección de contacto.

Más en el Blog