Qué es la clorofila:

La clorofila podemos decir que es la sangre de las plantas y las ayuda a mantenerse vivas, es esencial para la fotosíntesis, permitiendo que las plantas absorban energía de la luz.