Crema de consuelda para tratar heridas y calmar la piel

Crema de consuelda para tratar heridas y para calmar la piel

Ayuda a sanar y reducir los moratones o hematomas con esta crema de consuelda con propiedades antiinflamatorias, totalmente natural y hecha de forma casera.

CONSUELDA: PLANTA MEDICINAL DE AYUDA CON LOS HEMATOMAS

Esta planta ya es conocida desde antiguo por las propiedades de las hojas y raíz, Paracelso (médico del siglo XVI) y por Hildegard von Bingen(mística y sabia del siglo XII) ya en su época la recomendaban para todo tipo de molestias articulares, musculares, contusiones y en sus estudios la recomendaban incluso en fracturas de huesos.

Para esta preparación de pomada de consuelda es recomendable usar mejor la raíz ya que concentra mas propiedades de la planta que vamos recolectar cuando la planta está seca en otoño o primavera antes de que salgan nuevos brotes, ya que es entonces cuando contiene la mayor cantidad de alantoína, pero también es fácil conseguirla en el herbolarios durante todo el año.

Si queremos cosechar las hojas y los tallos frescos se cosechan de primavera a otoño y podemos guardarlas y conservarlas en el frigorífico durante varios días humedeciéndolos con unas gotas de agua y en una bolsa cerrada.

La raíz se recolecta cuando la planta está seca en otoño o primavera antes de que salgan nuevos brotes, ya que es entonces cuando contiene la mayor cantidad de alantoína. Las hojas y los tallos frescos se cosechan de primavera a otoño y se pueden conservar en el frigorífico durante varios días humedeciéndolos con unas gotas de agua y en una bolsa cerrada.

Si encuentras la consuelda silvestre o la cultivas en tu jardín, no arranques toda la raíz de la planta, deja un trozo en la tierra para que la planta vuelva a salir y tampoco arranques mas de la que vayas a necesitar.

Crema de consuelda: para tratar heridas y para calmar la piel

Vamos a elaborar un extracto de la raíz en un aceite vegetal. Puedes usar el que quieras o tengas a manos, girasol, oliva, almendras

  • Coge la raíz de consuelda fresca, limpia y pártela en trozos pequeños.
  • Deja que se seque totalmente para evitar que se pueda formar moho
  • Mete la raíz en un bote de cristal con cierre hermético y cúbrelo con aceite y cierra el tarro.
  • Comprueba todos los días que no haya agua de condensación en el tarro y agítalo un poco, si ves que hay agua, abre el bote y sécala.
  • Hay que agitar la mezcla dos veces diarias durante entre 4 y 6 semanas.
  • Pasado el tiempo fíltralo todo bien y pon la mezcla en un tarro de cristal con la fecha de elaboración.

Ahora vamos a pasar ya a elaborar nuestra pomada o crema.

Ingredientes:

100 ml de aceite de consuelda del que has preparado.

15 gr de cera de abeja

5 gotas de aceite esencial de camomila, rosa, incienso, el que tengas o mas te guste

40 gr de lanolina (opcional)

Preparación:

  • Pon el aceite en un recipiente de cristal si no lo habías hecho ya y ponlo a calentar al baño maría.
  • Mezcla la cera de abejas y la lanolina (si la usas) hasta que se derritan con tu aceite de consuelda.
  • Puedes comprobar como va espesando la pomada si pones un poco en un plato y si ves que queda muy suelta añadir mas cera o si esta muy espesa añadir mas aceite.
  • Cuando ya lo tengas con la consistencia que te guste, añade las gotas del aceite esencial que quieras y mezcla bien.
  • Pon la mezcla en un tarro de cristal y deja que se enfrié antes de usarla y por supuesto etiquétala.

Ten en cuenta que si la crema la guardas en un sitio fresco y seco, durará aproximadamente medio año. Esta pomada de consuelda puede ser adecuado para heridas deportivas (ojo si la herida es profunda que puede dar lugar a un cierre incorrecto de la herida) o para poner con vendajes que ayuden a recuperarse de las molestias en las piernas. Se usa como tratamiento un tratamiento específico, pero no es recomendada para hacer un uso diario de la misma.

También se usa para esguinces, dolor e inflamación de las articulaciones.

Te recomiendo que la guardes en tarros pequeños para evitar andar abriendo botes muy grandes y que la saques con un palito de madera y asi evitar estar tocándola con los dedos.

Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre la autora

Emma “León” es la creadora de el blog naturalmente y autora de la mayoría de los contenidos del mismo. Soy amante de la naturaleza y en concreto de las plantas y me encanta todo lo que tiene que ver con la alquimia de las plantas. Me dedico al diseño de webs de todo tipo y mientras haya wifi puedo trabajar desde cualquier lugar y disfrutar de las vistas. Para contactar conmigo deja un comentario o visita la sección de contacto.

Más en el Blog